Or.·. de Ourense

Al Progreso de la Humanidad y

a la Gloria del Gran Arquitecto del Universo

Libertad .·. Igualdad .·. Fraternidad .·.

Hace algo más de ochenta años los enemigos de la libertad, la democracia y el progreso erradicaron  la última de las logias masónicas existentes en nuestra ciudad – la R.·.L.·.S.·. Constancia nº 13-, integrada por un grupo conocidas personalidades de la vida política, social, cultural y económica de la provincia de Ourense.

Comprometidos defensores de los valores progresistas y democráticos de la sociedad del momento desde diferentes posturas éticas, morales o ideológicas, los masones orensanos sufrieron una sañuda persecución tras el golpe de estado fascista de 1936, padeciendo muerte o presidio y, en el mejor de los casos, incautación de bienes, inhabilitación profesional o la más injusta de las exclusiones que los llevó a vivir en un obligado exilio, interior o exterior.

Hermanos masones como Gonzalo Martín March, Manuel Suárez Castro, Hipólito Sinforiano Luengo, Higinio Rodríguez Mármol, Benito Cancela o Secundino Couto Solla, sólo por poner algunos ejemplos, sufrieron en carne propia la sinrazón provocada por una parte de la sociedad enferma de intolerancia, fanatismo y ambición.

El restablecimiento de la democracia en nuestro país hizo posible el renacimiento de múltiples logias por toda la geografía española y gallega, si bien hasta no hace mucho no se daban las condiciones propicias para su establecimiento en la provincia de Ourense.

Cinco años atrás, un grupo de hermanos y hermanas masones residentes en Ourense creamos el Triángulo Masónico Auriense con la esperanza de poder erigir en no mucho tiempo las columnas de un nuevo templo en nuestra ciudad. Para ello no hemos cejado en nuestro empeño en dar a conocer nuestra Orden al público en general con la creación del Instituto de Estudios Masónicos de Galicia, el establecimiento de un museo masónico, la organización de charlas y conferencias o la promoción y publicación de trabajos de investigación histórica sobre la masonería.

Los esfuerzos de todos estos años se ven al fin recompensados con la creación de la R.·.L.·. Suevia, que no tiene otro objetivo que la de contribuir al progreso de la Humanidad trabajando por una sociedad más libre, igualitaria y fraternal.

Elegimos la denominación de Suevia como un acto de afirmación de nuestro carácter orensano, gallego y universal, pues no nos olvidemos que el antiguo Reino Suevo de Galicia fue el primer foedus del ya decadente Imperio Romano y primer reino independiente del occidente europeo tras la caída de éste, el cual, entre otras localidades del noroeste peninsular, tuvo como capital la ciudad orensana en su etapa de mayor esplendor cultural. Nuestro nombre también hace referencia a la herculina logia Suevia nº 4, la cual contó con miembros como César Alvajar Diéguez o Santiago Casares Quiroga.

Única logia orensana tras el inicio de la Guerra Civil, la R.·.L.·. Suevia se declara heredera del espíritu y la labor realizada por los Hermanos del a R.·.L.·.S.·. Constancia nº 13, en cuya memoria deseamos construir un nuevo espacio de libertad y tolerancia para todas aquellas personas que deseen cultivar el librepensamiento y trabajar por el bien común.

Venerable Maestro-Presidente de la R.·.L.·. Suevia