Juan Manuel Amor Pereira

Nacido en Orense el 14 de abril de 1841, Juan Manuel Amor sobresalió desde joven en los reducidos círculos provincianos del librepensamiento y del republicanismo de su ciudad natal. Estudió en Madrid en la Escuela Facultativa de Diplomática de la Universidad Central, donde obtuvo el título de Archivero, Bibliotecario y Arqueólogo. Director de la Biblioteca Pública Provincial de Orense durante toda su carrera profesional, perteneció a esa primera generación del republicanismo histórico de Galicia como sus hermanos masones Francisco Suárez García, Indalecio Armesto, Segundo Moreno Barcia, Santiago Casares Paz, Manuel Leiras Pulpeiro y otros.

Posiblemente fue iniciado en la Masonería durante su estancia en Madrid, donde asumiría como nombre simbólico Assi. En palabras de Alberto Valín, » la masonería orensana le debe, sin duda, sus principios».

Fue Venerable Maestro y fundador de la primera logia masónica en Ourense, la RLS:. Auria nº 59/ nº 10 (1871-1889), a la que pertenecieron figuaras como la de Manuel Curros Enríquez. Maestro Masón, alcanzaría el grado 18º según el Rito Escocés Antiguo y Aceptado (R.E.A.A.).

Con el apoyo de la Sociedad de Librepensadores de Orense, el Centro de Sociedades Obreras, la Sociedad de Amigos de Orense en La Habana y la masonería local co-fundó y presidió la Escuela Laica Neutral de Orense, primer y único centro de enseñanza laico de Orense erigido por el maestro y masón Hipólito Sinforiano Luengo.

Falleció en su ciudad natal el 8 de julio de 1911.

«Juan Manuel Amor quiso que la pureza resplandeciese en sus acciones, palabras y pensamientos, y empleó su energía en vivir según su conciencia, con la noble entereza de un filósofo antiguo. Este fue su triunfo y es el ejemplo que nos dio con su vida sería digna y austera.» Vicente Risco 

 

 

Eduardo Blanco Amor

Eduardo Blanco Amor nació en Ourense en el 1897. Hijo menor de una familia modesta y autodidacta desde la infancia, en 1915 entró como secretario de dirección en El Diario de Ourense. Antes de emigrar a Argentina en 1919, participó en el ambiente literario de la ciudad de las Burgas y conoció el magisterio de Vicente Risco, fundamental en su posicionamiento militante en la defensa de la causa gallega y de la universalidad de nuestra literatura. Instalado en Buenos Aires, prosiguió su formación en contacto con la vida cultural de la emigración y con intelectuales y artistas del continente. En 1923 fundó con Isla Couto la revista gallega Terra y, tres años más tarde, ingresó en la redacción del diario La Nación. Su carrera literaria comenzó en 1928 con la publicación de Romances Galegos. Durante estos años realizó dos viajes a la  Península como corresponsal de La Nación. En la primera (1929-31) entabló contacto con Castelao, así como con varios intelectuales del Partido Galeguista y el Grupo Nós. Aquí escribió Poema en catro tempos (1931), larga composición sinfónica de filiación vanguardista que publicaría en Argentina. Ya en Buenos Aires, Otero le pidió que colaborase en la revista Nós, donde Blanco Amor publicó, además de poemas, tres capítulos de A escadeira de Jacob, novela inconclusa.En su segunda visita (1933-35), conocerá a algunos de los miembros de la Generación de 27 española.

Tras el golpe de estado militar, defendió desde a Argentina a legalidad republicana y el Estatuto de Autonomía, impulsando nuestra literatura en el continente americano. Por ello, hasta el año 1956, cuando publica publica Cancioneiro, su producción literaria estuvo reeditada en castellano, en un intento fallido de integrarse en la cultura española.

Junto con Luís Seoane, Arturo Cuadrado y otros exiliados fundó la RLS:. Antolín Faraldo de Buenos Aires (en esta asamblea masónica participaron personalidades como Elpidio Villaverde, o Gumersindo Sánchez Guisande), responsable del impulso y creación de nuevas editoriales, de iniciativas culturales y del Fogar Galego para Anciáns de Doncelar, del que Rey Baltar fue presidente durante dos años (1956 – 1958).

Catedrático de Lectura Expresiva e Interpretación de Textos en el Conservatorio Argentino desde 1952, fundó y dirigió el Teatro Popular Galego (1957), agrupación dramática de corta vida. Antes de abandonar definitivamente América, Blanco Amor publicó A Esmorga (1959), libro que se erigiría en uno de los  grandes hitos de la renovación narrativa gallega.

Ya definitivamente en Galicia regresa también a la cultura y a la lengua gallegas, publicando otra obra de enorme éxito: Os biosbardos (1962). Aunque se vio ignorado por el stablishment cultural, que lo había animado a regresar para después de desampararlo literariamente, vivió sus años más fecundos. Tras publicar una nueva edición de A Esmorga (1970) y la novela Xente ao lonxe (1972), centró su producción en el teatro (Farsas para Títeres, 1973; Teatro pra a xente, 1975) e intervino en el intenso debate teatral del momento.

Falleció en Vigo en 1979.

 

 

 

 

 

Benito Cancela Rodríguez

Benito Cancela Rodríguez, nacido en Padroso (Lampaza, Rairiz de Veiga) el 22 de agosto de 1892, falleció en Ourense a fines de mayo de 1973.

En su juventud emigró a Cuba y se estableció en Santa Cruz del Sur (Camagüey), donde gastó una pequeña fortuna en el negocio hotelero. En Cuba contactó con la Masonería, llegando a la maestría. Regresó a Celanova en 1932 e instaló el Hotel Cuba en esta pequeña villa orensana. Durante la República se afilia a Izquierda Republicana  y después de la victoria del Frente Popular en las elecciones de febrero, fue nombrado concejal y alcalde electo de Celanova el 15 de marzo de 1936.

En Ourense retomó su actividad masónica en la R.·.L.·.S.·. Constancia nº 13, siendo también miembro de la Junta Protectora de la Escuela Laica Neutral.

Cuando se produjo el golpe de Estado el 18 de julio de 1936, la Guardia Civil intentó arrestarlo,  pero logró escapar, evitando así una muerte casi segura. Primero terminó en Leborín y luego en un agujero en su propia casa en Celanova. Cuando terminó la guerra civil, se acogió al indulto. Nuevamente fue denunciado en 1939 por el sacerdote de Bobadela. Detenido, fue encarcelado en la prisión de Celanova. Luego pasó a la prisión provincial de Ourense, la de Porlier en Madrid y la Penitenciaría del Puerto de Santa María. Fue puesto en libertad condicional en 1943, pero condenado al pago de multas, incautación de sus bienes y obligado a destierro, tuvo que establecerse en Oviedo, donde regentó una sidrería  que tuvo que cerrar a los seis meses. Regresó a Celanova en los años cincuenta, donde vivió su particular exilio interior.

 

 

 

 

 


Eduardo Chao Fernández

Nacido en Ribadavia en 1822, era hijo de Francisca Fernández y del farmacéutico y científico liberal José María Chao, socio de la Sociedad Económica de Amigos del País de Santiago de Compostela (1834) y catedrático de Farmacia Experimental en su Universidad desde 1840, perseguido sin tregua desde la caída del sistema liberal en 1823 por el general absolutista Nazario Eguía y preso hasta el año 1829, en que fue liberado con ciertas condiciones.

Estudió sus primeras letras y la secundaria en Vigo, y luego en la Universidad de Santiago de Compostela; marchó a Madrid a estudiar Ciencias Naturales y trabajó, al igual que su padre, como profesor de Farmacia. Allí colaboró en la prensa demócrata: El Argos, El Espectador (1847), El Guindilla (1848), El Huracán (1848), y más tarde en El Murciélago (1853), El Látigo (1854), El Eco de las Barricadas (1854), El Crédito (1858) etcétera. Fue sometido a vigilancia por su participación en los conatos revolucionarios de 1848. También intervino activamente en la Revolución de 1854 y aceptó un puesto de oficial en el Ministerio de Gobernación, pero dimitió al ver frustrados los propósitos de la revolución. Fue diputado por su provincia en las cortes que no llegaron a aprobar una nueva constitución. Escribió en los periódicos madrileños Revista Químico-Farmacéutica (1850-1851) y La Discusión (1856) y dirigió El Crédito (1858-1865) y El Correo de España (1862), dedicado especialmente a las cuestiones de Ultramar. Dirigió, asimismo, los dos volúmenes del Diccionario enciclopédico de la lengua española (Madrid: Gaspar y Roig, 1853 y 1855) y Los tres reinos de la naturaleza, una gigantesca enciclopedia de ciencias naturales en nueve volúmenes (1853-1858). Triunfó la Revolución de 1868 y lo nombraron miembro de la Junta directiva de Telégrafos y luego su director general, pero volvió a renunciar a su puesto al ver a su partido todavía muy lejos del poder. Volvió a ser diputado por Orense en 1869 y, proclamada la República en 1873, fue ministro de Fomento en el Gobierno republicano presidido por Nicolás Salmerón (1873) y redactó junto a él un Proyecto de bases de la constitución republicano-federal de España (1873). Su breve labor en el ministerio fue sin embargo intensa, pues creó la comisión del Mapa Geológico de la Península Ibérica dirigida por el general Ibáñez de Ibero y la Junta del Canal Imperial de Aragón, organizó las Juntas de Puertos, procuró descentralizar los servicios de obras públicas y dictó varias disposiciones sobre carreteras e inspección de ferrocarriles. Impulsó un Plan General de Instrucción Pública elaborado por Juan Uña, director general de esa materia, bajo la inspiración de las ideas del krausista Francisco Giner de los Ríos. Fundó la Biblioteca Ilustrada Gaspar y Roig y la Biblioteca del Hombre libre, de su propiedad.

Como historiador se propuso continuar hasta 1849 con la sección «Historia contemporánea» la Historia general de España (1601) del jesuita manchego Juan de Mariana, ya anteriormente continuada por José Manuel Miñana, el Conde de Toreno y Antonio Cánovas del Castillo (1848). Incluía en este trabajo histórico, entre otras críticas al monarquismo, su tendencia al centralismo, que hizo imponer en Madrid la capital del Estado y su abolición de la foralidad. Al ocurrir su fallecimiento, estaba designado para dirigir el periódico La Justicia.

 

 

 

 

 

Secundino Couto Solla

Cantero nacido en Mourente (Pontevedra) en 1873, fue miembro de la UGT y afiliado a la AS de Ourense, de la que fue secretario en 1899 y posteriormente presidente hasta 1904. Igualmente presidió hasta este año el Centro Obrero de Orense. En 1906 fue delegado por la AS de Orense y presidió el II Congreso de Agrupaciones Socialistas de Galicia, celebrado en dicha localidad. Desde 1909 fue maestro de obras e industrial, dedicándose a la actividad empresarial en Canedo (Orense). A finales de la dictadura de Primo de Rivera se incorporó a la Federación Republicana de Orense y posteriormente al Partido Republicano Radical Socialista, siendo elegido alcalde de Canedo el 31 de mayo de 1931, después de la repetición de las elecciones municipales en dicho municipio. En 1932 ingresó en la Masonería. Al triunfar el golpe de Estado de julio de 1936 fue detenido, pasando por las prisiones de Orense y Celanova. Fue condenado al pago de una importante multa económica por el Tribunal de Responsabilidades Políticas y a 12 años de reclusión e inhabilitación absoluta, conmutada por 3 años en la misma sentencia, por el Tribunal Especial de Represión de la Masonería y el Comunismo el 14 de diciembre de 1953. Falleció en Canedo (Ourense) el 17 de septiembre de 1960.

 

 

 


Manuel Curros Enríquez

Pocos Gallegos habrá en el mundo que no hayan oído hablar de Curros Enríquez, excepcional poeta, escritor y comentarista. Defensor de la libertad y los derechos humanos hasta el punto de verse obligado a abandonar su país y exiliarse, esta es su biografía en pocas palabras.

Don Manuel Curros Enríquez (1851-1908) fue uno de los grandes propulsores de las letras gallegas. De ideas librepensadoras y federalistas, fue perseguido a causa de sus publicaciones por la Iglesia Católica.

Nació en la casa número 14 de la calle de San Roque de Celanova, era hijo del escriba José María de Curros Vázquez y de Petra Enríquez. Muy joven, Curros se fue a Madrid, a la casa de su hermano Ricardo, donde hizo el bachillerato y empezó a estudiar Derecho. Ingresa como escriba en el Ayuntamiento de Madrid y visita los círculos literarios con la intención de hacer allí carrera literaria. Participa en la revolución del 68, a partir de la cual se acogerá a una ideología republicano-progresista, y en la proclamación y derrumbe de la Primera República. Se casó en 1873 con Modesta Luisa Polonia Vázquez Rodríguez.

Entre diciembre de 1875 y febrero de 1876 escribe las Cartas del norte, crónicas de la tercera guerra carlista publicadas como corresponsal del periódico El Imparcial. En 1877 gana un certamen poético en Orense con el poema A Virxe do Cristal. Esta victoria lo determinó como poeta gallego. Curros se establece en Orense y trabaja en la Intervención de la Administración Económica.

En 1880 publica Aires da miña terra. Por motivo de ese texto, el obispo de Orense publicó un edicto condenando el libro de Curros por contener proposiciones heréticas, blasfemas y escandalosas. El juzgado ordenó el secuestro de los ejemplares en poder del editor, los moldes fueron destruidos, y Curros fue procesado por delito contra el libre ejercicio de la religión. Fue condenado en Orense y absuelto en A Coruña.

En 1881 ingresa en la RLS:. Auria nº 59/nº 10 (1871-1889) – primera logia masónica establecida en la ciudad de Ourense – que posteriormente pasaría a denominarse Auria- Amor nº 10. Compartiría afiliación con conocidos personajes como el Dr. Antonio Rodríguez Iglesias – Secretario del Colegio Médico de Ourense y Alcalde de la ciudad-, Manuel Quintas Bouza -secretario municipal-, Francisco Prieto Losada – conocido fotógrafo y colportor evangelista-, Silvio Fernández Rodríguez – artista local becado por la Diputación de Orense en Italia-, o Juan Manuel Amor Pereira, republicano y librepensador a quien la masonería orensana debe sus principios e impulso a finales del S. XIX y buena parte del XX.

En 1894 decide emigrar a América. En La Habana dirige un periódico, La Tierra Gallega, y cuando se suspende su publicación ingresa en la redacción de El diario de las Familias y después en la del Diario de la Marina. Acogido con entusiasmo en su llegada, acabó incomodándose con la mayoría de sus paisanos. En 1904 viaja a A Coruña, donde fue obsequiado por los regionalistas. De vuelta en La Habana, retoma sus actividades en el Diario de la Marina. Tras su muerte, sus restos fueron embarcados para Galicia y su cuerpo enterrado en el cementerio coruñés a pesar de la oposición religiosa por ser masón reconocido. Actualmente está enterrado en el Panteón de Gallegos Ilustres de San Domingos de Bonaval (Santiago de Compostela), junto con Rosalía de Castro, Alfredo Brañas, Ramón Cabanillas y Castelao, entre otros. 

 

 

Santos Fernández Fueyo

Militante del Partido Republicano Radical (PRR) en la ciudad de Ourense, fue vicepresidente del mismo en 1934, año en el cual accede a la alcaldía de la ciudad con el apoyo de las derechas tras la huelga revolucionaria del mes de octubre. Permanece en el cargo hasta enero de 1936.

Fue miembro de la logia Constancia nº 13, al igual que sus hermanos Manuel Suárez Castro, Hipólito Sinforiano o Benito Cancela. Empleaba el nombre simbólico de «Benot».

Falleció en su domicilio orensano el 19 de noviembre de 1946.

 

 

 


José Fernández Pérez


Nacido en Orense el 12 de enero de 1895, trabajó como dependiente en la droguería de la farmacia de la familia Fábrega. Conocido como «Pepe da Botica», desde muy joven destacó en los ambientes sindicalistas de la ciudad de Ourense, alcanzando entre otros los siguientes cargos: Presidente de la Agrupación Mercantil de la UGT (1935), Secretario de la Asociación Provincial de Comercio y Banca de Ourense , el primer vocal de la Junta Provincial de la Liga Española de los Derechos del Hombre, gerente de la Diputación Provincial, Vicepresidente de Junta Protectora de la Escuela Laica Neutral de Ourense, Presidente de la Agrupación Socialista de Ourense (1935), secretario de la

Grupo Socialista Ourense (1936), candidato nº 2 en las elecciones municipales de 1931 y concejal socialista en el Ayuntamiento de Ourense durante la Segunda República.

Fue condenado a muerte por el delito de rebelión militar con perversidad y trascendencia, siendo

vilmente ejecutados en el Campo de Aragón el 11 de octubre de 1937.

Como masón fue miembro del triángulo Adelante y la logia Constancia nº 13 de Ourense, donde empleaba el nombre simbólico de «Augusto Babel».

 

 

 

 

 


José Manuel García Barbón

José Manuel García Barbón nace en Verín, provincia de Orense el 1 de abril de 1831. Sus padres le envían a temprana edad a Cuba (1844) para vivir con su tío Luciano que había adquirido una gran fortuna en los negocios siendo Consejero del Banco Español en la Habana.

José Manuel, se introduce en los negocios de su tío, y desde sus primeros años colabora en la organización de los gallegos residentes en Cuba. Participando en la directiva de la Sociedad de Beneficencia de los Naturales de Galicia, donde coincide con José Policarpo Sanz (quién fundaría en Vigo el Instituto Santa Irene). También participa en la fundación del Centro Gallego de La Habana.

Regresa a Galicia en enero de 1884 por problemas de salud, estableciéndose en Verín, donde desarrolla una gran labor filantrópica restaurando la iglesia parroquial, financiando la construcción de una alameda, promoviendo la fundación del Colegio San José, etc.

Recuperada la salud se instala en Vigo en 1894, donde continúa su labor benéfica, financiando la Escuela de Artes y Oficios o el Asilo del Niño Jesús de Praga, comprando el Teatro Rosalía Castro para dedicarlo a fines culturales.

Fallece de forma repentina el 7 de marzo de 1900 en su casa de Vista Alegre, en Vigo.

García Barbón es iniciado en la Respetable Logia Unión y Concordia, nº 21 de la Orden del Gran Oriente Nacional de España con el nombre simbólico de «Candas» el 5 de diciembre de 1866.

 

 

 

 

 

Pablo Gómez Moure

Nacido en Ribadavia el 30 de junio de 1833, era sobrino del obispo de Tuy, por lo que su educación inicial estuvo dirigida hacia la carrera eclesiástica en el Seminario Conciliar de San fernando de Ourense. No obstante acabó por trasladarse a Madrid ara doctorarse en Farmacia y posteriormente a París para licenciarse también en la carrera de Medicina y Cirugía. Ello le permitió servir como sanitario en la guerra de Marruecos y posteriormente establecerse en Tarifa.

De ideas republicanas, tomó parte en algunas intentonas antimonárquicas, pero su irrupción en la vida política se produjo con motivo del pronunciamiento de septiembre de 1868. Cuando el general Prim arribó al puerto tarifeño, el movimiento ya había triunfado, debido entre otras causas a la actuación de Gómez Moure, tras lo cual fue nombrado presidente de la Junta de Gobierno. El 1 de enero de 1869 —una vez celebradas las primeras elecciones por sufragio universal— fue proclamado alcalde, pero fue cesado poco después al distanciarse de la orientación conservadora de las nuevas autoridades, no volviendo a ocupar el sillón municipal pese a su popularidad en la localidad. Después de la proclamación de la Primera República participó en el gobierno municipal durante un breve período de tiempo, antes de que el Gobierno Civil cesara a algunos de sus miembros acusados de pertenecer a un comité de salud pública, tras lo que inició un nuevo período de marginación y ostracismo político. Sufrió todo tipo de trabas que impidieron su acceso a las instituciones de representación.

La breve y accidentada experiencia republicana, así como el sistema caciquil —tejido durante los años de la Restauración monárquica—, lo apartaron de la vida pública.

Cerradas las vías de participación en la vida pública, Moure encontró en la masonería un vehículo de expresión. Iniciado en el año 1873 dentro de un oriente francés adoptó el nombre simbólico de Bercelius. En 1885 fundó en Tarifa una logia, denominada “Bercelius n.º 199”, en la que ocupó el cargo de venerable maestro obteniendo durante estos años el grado 33.º, el máximo que concede la Orden. Su prestigio como masón se incrementó de una manera paralela al que alcanzó la logia ante los órganos rectores del masonismo español. Desde el taller tarifeño Moure impulsó numerosas iniciativas tendentes a mejorar las condiciones materiales de la población y a elevar su nivel cultural con la creación de instituciones educativas y culturales. También era muy apreciado como sanitario por la atención que prestaba a los más desfavorecidos. El Grande Oriente Nacional de España, a través de su boletín oficial, le mostró el reconocimiento de esta federación por los servicios prestados a la causa como “piedra angular de la institución francmasónica”.

Murió en Tarifa en 1897, constituyendo su entierro una manifestación de duelo, especialmente de los más humildes de la localidad. Su muerte sumió al movimiento republicano y masónico de la localidad en un largo período de decadencia ante el fuerte sentimiento de orfandad que provocó su desaparición.

El periódico El Republicano Nacional que dirigía en Madrid Miguel Morayta le dedicó sus dos primeras páginas como homenaje a su figura. Gómez Moure resultó ser —a lo largo de más de treinta años de activismo político, social y masónico— un ejemplo de coherencia entre su ética personal, su ideología y su proyección pública.

 

 

 

 

 

Luis Izquierdo Balbuena

Nacido en Madrid el 21 de noviembre de 1892, desde 1913 trabajaba como Oficial de Correos. Casado y con dos hijos, se inició en la Masonería el 20 de septiembre de 1919 en la logia sevillana Isis y Osiris nº 377, pasando a trabajar en el Triángulo Adelante nº 7 y la Logia Constancia nº 13 de Ourense a partir de 1931 tras haber pasado 10 años en sueños, es decir, sin participar en los trabajos de ningún taller. Su trabajo lo había traído a tierras aurienses, pero pronto se integró en la vida social y política de la ciudad de Ourense.

Militante del PSOE y miembro de la UGT, el hermano «Víctor Hugo» -tal era su nombre simbólico- destacó por su compromiso con la República y el auxilio a los más necesitados de la ciudad.

Luis Izquierdo Balbuena fue encarcelado en los primeros momentos tras el golpe de estado de 1936, acusado entre otras cosas de mantener una intensa actividad política en favor del Frente Popular o de valerse de su condición como Oficial de Correos para incautarse de correos dirigidos a gentes de derechas.

El 1 de julio de 1937 fue sometido a Consejo de Guerra en el Paraninfo del actual IES Otero Pedrayo de nuestra ciudad, resultando condenado a pena de muerte por un delito de rebelión militar.

Encarcelado en la Prisión Provincial esperó la muerte hasta el 26 de septiembre de 1939, cuando fue fusilado en las instalaciones militares del Cumial, no sin antes haber interpretado el «Ave María» de Schubert -era un consumado violinista- durante la misa oficiada por el obispo Cerviño en la Prisión Provincial durante las pasadas fiestas de las Mercedes.

Pese a su muerte, el Tribunal de la Represión de la Masonería y el Comunismo abrió una causa, la 59/1943, para investigar la condición de masón del malogrado Luis Izquierdo.

 

 

 

 

 

Gonzalo Martín March

Nacido en Ourense en 1897, Gonzalo Martín March fue un conocido profesor de la Academia Preparatoria del Instituto de Pontevedra, militante de la ORGA y posteriormente de Izquierda Republicana, durante la IIª República fue alcalde de Marín y, a partir de 1936, Gobernador Civil en Ourense.

Aunque en los primeros momentos tras el golpe de Estado de 1936 logró huir a Pontevedra, finalmente fue apresado y retenido en el Instituto pontevedrés, que hacía las funciones de improvisada cárcel.

Fue sometido a Consejo de Guerra en el Paraninfo del actual IES Otero Pedrayo bajo la acusación de traición, siendo condenado a la pena de capital. Sobre su enjuiciamiento el diario La Región el día 10 de septiembre de 1936 hizo esta crónica más propia del papel couché:


 A las once en punto de la mañana se constituyó en el Paraninfo del Instituto de Orense, habilitado para ello, el Tribunal encargado de ver y fallar la causa por procedimiento sumarísimo, contra el que fue gobernador de esta capital en los días precedentes al Movimiento militar, don Gonzalo Martín March. El Consejo de guerra lo formaban generales, dada la categoría del encartado, que tenía mando en los hechos de autos. Lo presidía el coronel de Ingenieron don Enrique Cánovas de la Cruz. Defendía al procesado el capitán de Infantería de esta plaza don Manuel Enríque Rozas. De secretarios actuaban varios abogados, conocidos en nuestra ciudad y movilizados, de estos reemplazos, todos ellos de toga. El salón se llenó rapidamente de gente ante la expectación por la calidad del procesado, por la categoría de los testigos y por la importancia de los hechos. Entre el público figuraban distinguidas damas y bellas señoritas. Declararon numerosos testigos de la defensa, entre ellos el teniente coronel de la Guardia Civil, el comandante militar de la plaza, el funcionario del Gobierno Civil señor Ortiz, el ex delegado de Trabajo don Eduardo París Villar y el jefe de las Fuerzas de Asalto señor Pou. El informe del fiscal considera al gobernador autor de un delito de traición con la agravante de perversidad, y pide en nombre de la ley la pena de muerte y confiscación de bienes. El defensor señor Enríquez enumera la personalidad de su defendido, buen padre y mejor ciudadano, y pide que se le imponga pena de correción mayor o prisión menor. Todos fueron felicitadísimos por sus brillantes actuaciones, quedando el tribunar deliberando la sentencia.


Nada más lejos de la realidad, Gonzalo Martín March fue ejecutado en el Campo de Aragón una semana más tarde, el 07 de septiembre.

Como masón trabajó en el Triángulo Solón nº 8 de Marín (Pontevedra) con los hermanos Elías Herrero Sánchez y Valentín de Pazos Fernández. No consta su asistencia a los trabajos de la logia Constancia nº 13 de Ourense, pero sin duda era más que conocedor de la condición de masones de sus hermanos Manuel Suárez Castro o Secundino Couto Solla, alcaldes en aquel momento de la ciudad de Ourense y el vecino ayuntamiento de Candeo, respectivamente.



Eladio Moure Rey


Empleado de banca. Participó en la creación de la UGT de Orense. Siendo afiliado a las Juventudes Socialistas de la ciudad, fue delegado al Congreso de 1922. Posteriormente, ya  miembro de la Agrupación Socialista, fue su representante en el Congreso Regional del PSOE de Galicia celebrado en Monforte (Lugo) en 1931. Secretario de la Agrupación de Dependencia Mercantil y Bancaria de Orense cuya representacíon llevó al Congreso de la Federación Nacional de Dependencia Mercantil de la UGT celebrado en 1929. Vocal de la Comisión Ejecutiva de la Federación Regional Gallega de Trabajadores de Banca desde septiembre de 1932 y delegado por la organización de Orense a la Asamblea Nacional Extraordinaria de la Federación Española de Banca y Bolsa celebrada en 1933. Representante obrero en los Jurados Mixtos de Banca y miembro de la Federación Provincial Agraria.

Iniciado en la masonería con el nombre simbólico de «Karl Marx» perteneció a la logia Constancia nº 13 de Orense. Por su participación en la revolución de octubre de 1934 sufrió pena de destierro.

Finalizada la guerra civil fue procesado por el Tribunal Especial de Represión de la Masonería y el Comunismo.

Cuenta Xosé Manuel Fernández Oxea que «Eladio Moure Rey, era fillo de Ramón, conserxe do Club. Foi empregado no Banco Hispano-Americano e sancionado por socialista en 1936. Chamaronlle o Alemán porque fai moitos anos viñera ó Café Royalty unha orquesta de alemáns a os que acompañaba sin deixalos a sol nin a sombra.»

Telesforo Ojea y Somoza

Natural de la localidad lucense de Lama de Rei, concello de Cervantes, estudió en el Colegio de los escolapios de Monforte y cursó luego la carrera de Derecho en la Universidad de Madrid. Desde muy joven se afilió al Partido Republicano Federal y a la Sociedad Fraternidad Ibérica, de carácter librepensador. Pronto destacó como orador y periodista, y el partido, que dirigía Pi i Margall, le encargó diversos estudios de política comparada. En 1881 ingresó en el Ateneo de Madrid, donde desempeñó el cargo de bibliotecario. Fue designado, en 1883, por la Asamblea de Zaragoza, para formar parte de la comisión encargada de redactar un proyecto de Constitución nacional, en el que se preocupó especialmente por las cuestiones de reforma social.

En enero de 1882 recibe la Luz, siendo iniciado como Aprendiz de la Logia Fraternidad Ibérica nº 90, una de las más activas de Madrid, que trabaja bajo la obediencia del Grande Oriente Nacional de España. El nombre simbólico adoptado por el Q:.H:. Telesforo Ojea fue el de “Autonomía “. Sus trabajos en Logia como obrero en ambas columnas, labrando la piedra bruta con perseverancia y siempre con un sólido aporte intelectual, le hacen merecedor tras un año al reconocimiento de sus Hermanos de Taller, siendo exaltado al sublime grado de MM.

Además de sus colaboraciones de prensa en publicaciones como la Revista de Legislación y Jurisprudencia, creó en 1884, y dirigió hasta 1885, el diario La República, órgano del Partido Federal. También fue miembro del Consejo Federalista de España y secretario del Ateneo de Madrid. En 1888 formó parte del Consejo directivo del Partido Federal. Enfermo de tuberculosis, murió prematuramente a los treinta y dos años de edad. Francisco Pi i Margall pronunció el discurso necrológico en su memoria y participó en la inauguración del mausoleo que se le dedicó en la rúa de Petín, Ourense, en 1892. Barreiro Fernández lo considera la “mejor cabeza” del republicanismo gallego.

 

 

 

 

 

Francisco Pereiro Liz

Francisco Pereiro Liz nació en la capital orensana en 1943. A Los quince años de edad emigra con su familia a Venezuela, estableciendo su residencia definitiva en el país americano. Pese a ello estará estrechamente vinculado a la ciudad de Ourense, donde todavía reside su hermana.

Incansable trabajador, fue un importante industrial cafetero del estado venezolano de Lara que encontró una injusta y brutal muerte a manos de unos asaltantes en una de sus propiedades.

El Muy Respetable Hermano Francisco Pereiro Liz fue Maestro Masón, Grado 33º del Rito Escocés Antiguo y Aceptado y Muy Respetable Gran Maestro de la Gran Logia de la República de Venezuela entre los años 2005 y 2008.

 

 

 

 

 

Ramiro Pérez Serrano


Nacido en Ourense el 29 de julio de 1888, siempre destacó en los ambientes sindicales de esa ciudad. Dependiente de comercio, fue miembro de los «Jurados Mixtos», depositario y tesorero del Comité Local de la UGT (1931-1932) y miembro de la Agrupación Mercantil y Bancaria de Ourense (1931) de esta misma entidad sindical.

Tras la huelga revolucionaria de 1934 sufrió destierro, como también se había sufrido su cuñado y hermano masón Manuel Suárez Castro. Fue miembro del Triángulo  Adelante y la Logia Constancia nº 13 de Ourense, donde utilizó el seudónimo de «Pablo Iglesias «. En cierta medida pudo esquivar la represión por sus buenas relaciones con las monjas de la caridad, las cuales cuidaban a uno de sus hijos impedido.

 

 

 

 

 

Antonio Prieto Puga


Natural de Xunqueira de Ambía, fue miembro de la logia Herculina nº 10 (1869-1872). Fue fundador del conocido diario La Voz de Galicia en el año 1882 con Juan Fernández Latorre y Juan Manuel Martínez Pérez. En 1869 fue concejal en el Ayuntamiento de A Coruña, así como procurador y Síndico.

Dirigió en A Coruña el Partido Republicano Progresista del también masón Ruíz Zorrilla, que a partir de 1880 irrumpirá con fuerza en la capital herculina al obtener varias actas de concejal en las elecciones de 1881. Así mismo, fue uno de los integrantes de la comitiva gallega que acudió a la firma del Pacto Federal Astur-Galaico (29 de abril de 1883). Según consta, contaba con el grado 29º del REAA en 1872.

Falleció en A Coruña el 13 de febrero de 1886.

 

 

 

 

 

Cesáreo Rivera Abraldes

Cesáreo Rivera, con el número uno en el registros de la logia Luz del Avia nº 64/ nº 266 (1871-1876) fue el primero de los masones fundadores de esta logia en la localidad orensana de Ribadavia, donde también se instalaría la Logia Capitular de Perfección perteneciente a los grados filosóficos del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, Unión Ibérica nº 86, donde el hermano «Zuinglio» alcanzaría el grado 14º.

Diputado a Cortes Constituyentes en 1873 y alcalde de la villa de Ribadavia durante el Sexenio Democrático (1868-1873), este activo militante del Partido Republicano Federal yace en su localidad natal, donde se erige un singular cenotafio masónico en su memoria.

 

 

 

 

 

Antonio Rodríguez Iglesias

El Dr. Antonio Rodríguez Iglesias obtiene el título de Medicina en agosto de 1882. Fue médico agregado del Hospital Provincial de As Mercedes desde 1888 y primer Secretario del Colegio de Médicos de Orense en la primera directiva que preside Ramón Quesada Borrajo en 1901.

“Era señor pulcro, bien vestido con su Mc Ferland y sus botines. Empedernido solterón, de voz suave, excelente conversador, amigo de recordar, con fina zumba a veces, personas y hechos de sus tiempos de estudiantina en Santiago, cuando el doctor Andrey, representaba el clasicismo hipocrático, frente a las doctrinas nuevas… Vivía en su casa de la calle del Progreso frente a la antigua fonda de Cuanda, después Hotel Roma. En su época de alcalde de Ourense reformó con no muy buen acierto la Alameda y el Campo del Concejo… Asistía a las tertulias de la botica de la Plaza…” (Ramón Otero Pedrayo, en La Región, s.f.)

Fue alcalde de la ciudad de Ourense por el Partido Liberal en dos mandatos diferentes: en el año 1905 y luego en el período de 1908 a enero/febrero de 1909, momento en el que siendo alcalde de la ciudad, fallece de forma repentina. Según la noticia de Vida Gallega (marzo y abril 1909) gozaba de grandes simpatías por su bondad e inteligencia y su muerte fue muy sentida en la ciudad. el cadáver del médico alcalde estuvo expuesto en el salón de sesiones del Ayuntamiento de Orense y luego se celebró el entierro » que constituyó una solemne manifestación de sentimiento· (Vida Gallega , abril 1909).

Fue también diputado provincial, pero desarrolló otras militancias en el entramado socio-político del Ourense de fin del siglo XIX y primeros años del XX. Así, parece que militó en la Asociación Regionalista Gallega (1891-1892) y que también apoyó al Círculo Católico de Obreros de Orense (creado en 1901).

Perteneció también a la RLS:. Auria nº 59/ nº10, a la que perteneció su hno:. masón Manuel Curros Enríquez, entre otros.

 

 

 

 

 

Higinio Rodríguez Mármol

Nación en el lugar de A Torre en A Forxa (Porqueira) en el 05 de marzo de 1885. Hombre culto y de ideas avanzadas, su familia estaba ligada al magisterio orensano.  En sus años de juventud emigró a la isla de Cuba, donde hizo fortuna trabajando como ingeniero en las obras del ferrocarril a su aso por Morón, en la provincia de Ciego de Ávila.

Es allí donde entra en contacto con la Masonería, siendo iniciado la la logia Obreros de Morón –aún activa en la actualidad- el 05 de marzo de 1918. Adquiere el grado de Maestro Masón el 27 de abril de 1920, causando baja en el taller el 28 de junio de 1921, cuando regresa definitivamente a Galicia.

A su regreso en España se establece en Ganade y contacta con los círculos políticos progresistas y republicanos del momento, así como con los integrantes de la R.·.L.·.S.·. Constancia, nº 13,  la que se afiliará.

Se casará entonces con Ramona Iglesias, una joven maestra afiliada a la ATEO, hija de un catedrático del Instituto Provincial de Ourense y de una conocida y adinerada familia  de la villa de Xinzo da Limia, que le salvará la vida en más de una ocasión tras el golpe de Estado fascista de 1936.

Afiliado a Izquierda Republicana, fue alcalde de Porqueira en la década de los años ´20 y, entre mayo y julio de 1936, de la villa de Xinzo da Limia. También fue miembro de la Junta protectora de la Escuela Laica Neutral de Ourense hasta su disolución en juio de 1936.

Su compromiso político y filiación masónica lo llevaron a sufrir 14 años de presidio, pasando por las cárceles de Xinzo, Ourense, Celanova y Carabanchel, eludiendo la muerte en varias ocasiones gracias a la intervención de su esposa, que durante el cautiverio de su esposo en Celanova se instaló en la villa con sus ocho hijos para montar guardia todas las noches para evitar que los falangistas llevaran a su marido al alto del Forriolo para ser ejecutado.

Sufrió la incautación de todos sus bienes y de toda su fortuna adquirida en Cuba, si bien su esposa fue capaz de recomprar buena parte de este capital gracias a los posibles de su familia.

Higinio Rodríguez Mármol, una vez puesto en libertad, regresa a Xinzo de Limia hasta su muerte en 1976 no sin padecer un obligado exilio interior.

Juan Sieiro González

Juan Bernardo Sieiro González, tal era su nombre según consta en el libro de bautismos de la parroquia de Santo Tomás de Maside, nacio el lunes 02 de febrero de 1835. Hijo de don Juan Sieiro – farmacéutico de la villa orensana de Maside – y de doña María Benita González Pereira, fue quinto de nueve hermanos – María del Pilar (1826), Maximino (1828), Gerundina (1830), Ángel (1832), Benigno (1836), Inocencia (1839), María de los Dolores (1843) e Margarita (1846) – y el tercero de cuatro varones.

Comienza sus estudios en Ourense, siendo alumno interno del Seminario Conciliar de San Fernando, donde estudia Teología los cursos 1848-1849 y 1850-1855, obteniendo brillantes calificaciones. En 1848 había obtenido el título de Bachiller en Filosofía en Santiago, ingresando posteriormente en la Universidad Central de Madrid donde cursará las licenciaturas de Filosofía y Teología.

Comenzó su actividad profesional como docente en el Colegio San José de Madrid, agregado al Instituto de San Isidoro. Así mismo, fue profesor en un colegio donde, entre otros, enseñaban importantes krausistas y republicanos como Nicolás Salmerón.

Desde su etapa como estudiante en Madrid abraza el ideario krausista, convirtiéndose en uno de sus difusores y defensores en Galicia.

En 1863 accede por oposición a la cátedra de Latín y Griego del Instituto Provincial de Pontevedra, donde permanecerá hasta su traslado definitivo a Ourense.

Ya en Ourense, ocupará la cátedra de Filosofía, Psicología y Lógica y ejercerá como director del Instituto Provincial orensano entre los años 1881 y 1893, año en que fallece.

Fue autor de obras como: Principios de Psicología o Antropología Psíquica, Lógica y Ética (1872), Historia y programa de Filosofía (1881), Programa razonado de Metafísica (1884) o Sociología (1888). También fue habitual colaborador en periódicos y revistas como El Alerta o La Ilustración Gallega y Asturiana, así como director de la revista El Eco del Liceo.

Entre otros cargos institucionales, destacan:

Concejal y 2º Teniente de alcalde de la ciudad de Ourense (1881-1883).

Socio fundador de la Academia de Jurisprudencia de Ourense (1888).

Miembro da Real Sociedad Económica Matritense.

Presidente de la Sección de Ciencias y Letras del Liceo.

Fue Maestro Masón en la RLS:. Auria nº 59/nº 10 (1871-1889), a la que pertenecía Manuel Curros Enríquez.

 

 

 

 

 

Manuel Suárez Castro

Manuel Suárez Castro, hijo de José Suárez Rodríguez (carpintero) y Ramona Castro Pardo, nació en Orense o seis de octubre de 1890 en el seno de una familia modesta.

Cantero de profesión, y más tarde maestro de obras, Manuel Suárez es un claro ejemplo de hombre hecho a sí mismo. Su formación eminentemente autodidacta, su compromiso político y o su trabajo pronto hicieron de él un destacado miembro das Juventudes Socialistas orensanas y del Centro de Sociedades Obreras llamado a ocupar puestos de mayor responsabilidad en la vida política da ciudad.

En 1913 ya ocupaba la Presidencia de las Juventudes Socialistas orensanas y era miembro de la Sociedad de Canteros de la ciudad. En 1914 comparte cartel con Pablo Iglesias en los mítines socialistas celebrados en la provincia de Orense, es designado corresponsal de El Socialista e inicia un intenso y directo epistolario con padre del socialismo español, El Abuelo.

Pronto ocupará importantes cargos en el seno de las sociedades obreras, la UGT y el PSOE locales, convirtiéndose a partir de los años ´20 en el líder indiscutible del socialismo orensano hasta a su injusto fusilamiento el 27 de julio de 1937 a manos de los fascistas.

Con el nombre simbólico de «Jaime Vera», en 1929 fundará el Triángulo Masónico Adelante nº 7 y formará parte de la logia Constancia nº 13 hasta su desaparición, alcanzando el grado de Compañero Masón.

Entre otros muchos cargos de importancia en la vida política de la ciudad, el hermano Manuel Suárez fue Presidente de la Casa del Pueblo, Teniente-alcalde del Ayuntamiento de Orense (1931-1934), Diputado y Vicepresidente de la Diputación Provincial de Orense (1931-1934) y alcalde “accidental” de la capital orensana de enero a julio de 1936. Así mismo, fue miembro de la Junta Directiva de la Escuela Laica Neutral de Orense y miembro fundador del Comité Local de la Liga Española de los Derechos del Hombre.

Arturo Vázquez Núñez

Nació en Ourense el 15 de noviembre de 1852, ciudad en la que murió el 2 de marzo de 1907. Estudió en el Instituto orensano, donde recibió el grado de bachiller en 1868, y cursó tres años de Medicina en Santiago. Pasó luego a Madrid, donde estuvo en el Ministerio de Gracia y Justicia de 1872 a 1877, en que vuelve a Ourense y trabaja en la Tesorería de Hacienda hasta 1884.

Escritor que en su juventud cultivó la poesía festiva con colaboraciones en O Tío Marcos da Portela. Ejerció también de periodista, colaborando en muy diversas publicaciones tanto gallegas como madrileñas (El Diablo Mundo; El Mundo Cómico, El Imparcial). Publicó varios libros de texto sobre gramática francesa, materia de la que fue profesor en el Instituto Provincial (1887-91) durante la dirección del establecimiento de su hermano masón Juan Sieiro, así como primer director de la Escuela de Artes y Oficios Provincial de Orense (1891-1895).

Posteriormente dedicó su atención a los estudios de historia y arqueología, quedando como testimonio además de libros y folletos, los muy numerosos estudios publicados en el Boletín de la Comisión de Monumentos. Fue socio de mérito de la Sociedad Arqueológica de Pontevedra (1899), Correspondiente de la Real Academia Gallega, fue nombrado correspondiente de la Real Academia de la Historia el 13 de enero de 1896, y tomó posesión como vocal de la Comisión Provincial de Monumentos el 17 de mayo 1896. Desde entonces fue alma y animador del Museo Provincial en sus primeros años como le reconocieron sus propios compañeros con ocasión del traslado desde el edificio de la Diputación Provincial al Instituto Provincial de Segunda Enseñanza (el actual IES. Otero Pedrayo) en 1904.

Fue miembro de la RLS.·. Fraternidad Ibérica nº 90 (Madrid) hacia 1883, donde adquirió el nombre simbólico de «Aníbal».

 

 

 

 

 

Abdón Vide Villanueva

Nacido en Arbo (Pontevedra) el 4 de agosto de 1884, fue uno de los miles de gallegos que arrastrado por la necesidad económica o la sugestión americana, probó suerte en el Nuevo Mundo cuando aún no había cumplido los veinticinco años de edad. Iniciado en la RLS:. Mártires de la Libertad de la Gran Logia de la Isla de Cuba en 1910, alcanzará en ella el grado de Maestro Masón en marzo de 1911.

Regresará a España en 1912 e ingresará en la logia madrileña Ibérica nº 7, donde permanecerá hasta febrero de 1928. Es entonces cuando Andón Vide regresa a Galicia, instalándose en un principio en la ciudad de Pontevedra. Poco después fijará su nueva residencia en Ourense, donde trabajará como contable en un importante almacén de coloniales de la ciudad.

Es en la ciudad de Orense donde estrechará fuertes lazos de amistad y fraternidad masónica con hermanos como Hipólito Sinforiano Luengo, Ramiro Pérez Serrano, José Fernández Pérez, Manuel Suárez Castro y Santos Fernández Fueyo, que como él sentían la necesidad de organizarse regularmente. Para ello fundarán el Triángulo Masónico Adelante nº 7 (1929-1932), que pronto vería fortalecidas sus columnas con nuevos miembros dando origen a la RLS:. Constancia nº 13 (1932-1936), última logia existente en la ciudad de Ourense hasta la actualidad.

Con el nombre simbólico de Arbo, este modesto contable alcanzará el grado 15º del Rito Escocés Antiguo y Aceptado y ejercerá de Presidente y Venerable maestro del Triángulo Adelante nº 7 y la RLS:. Constancia nº 13, respectivamente. Así mismo, ejercerá como Secretario de la Junta Directiva de la Escuela Laica Neutral de Ourense (1932-1936) y Vocal de la Asociación Iniciadora y Protectora de la Real Academia Gallega en La Habana (1912) y Presidente de la Junta Provincial de la Liga Española de los Derechos del Hombre.